El proyecto European Sustainable Chemicals Support Service, liderado por CIRCE, celebró su conferencia final con las presentaciones de seis “regiones modelo” y una descripción de la herramienta de autoevalucación desarrollada por la propia iniciativa

 

European Sustainable Chemicals Support Service (ESCSS) es un Proyecto financiado por la Comisión Europea y liderado por CIRCE. El objetivo de esta iniciativa, que comenzó en febrero de 2016, ha sido el de promover la inversión en una producción de productos químicos más sostenible en Europa que contribuya al desarrollo de una economía circular. Como medidas para alcanzar esta meta se ha previsto, por ejemplo, aprovechar el stock disponible de residuos urbanos y de biomasa a nivel local.

El proyecto celebró su conferencia final en Bruselas, en la European Chemical Regions Network (ECRN), y atrajo más de 140 profesionales, investigadores y autoridades regionales procedentes de toda Europa. Los asistentes fueron recibidos por la Directora del ECRN, Renatka Krcova, quien resaltó que “los químicos sostenibles son el elemento clave de la agenda industrial de la UE”, y al proyecto ESCSS como un gran paso adelante hacia la concienciación en este campo.

Herramienta de Auto-Evaluación para las regiones europeas

Uno de los resultados más importantes del ESCSS ha sido una herramienta de auto-evaluación, disponible próximamente para las 250 regiones europeas en la página web de la Dirección General GROW. Con ella, las regiones serán capaces de evaluar sus niveles de disponibilidad para llevar a cabo inversiones que mejoren la sostenibilidad de la producción de agentes químicos.

La herramienta de auto-evaluación fue presentada por CIRCE a través de Ignacio Martín, coordinador del proyecto. El diseño de la herramienta ayudará a cualquier región a conocer las actuaciones más adecuadas para atraer una mayor inversión de la industria química, basándose en el uso de biomasa y otros residuos para producir productos químicos sostenibles de alto valor. Su funcionamiento se basa en 8 factores críticos claves para el éxito, como son:

  • Estabilidad y disponibilidad a largo plazo de materia prima
  • Infraestructura para manejar materia prima y producción.
  • Acceso a financiación
  • Mano de obra cualificada, experiencia técnica y capacitación
  • Existencia de instituciones de apoyo
  • Fortaleza y disponibilidad de los mercados regionales.
  • Emprendimiento
  • Políticas de soporte público

Las seis “regiones modelo” de demostración que han participado en ESCSS han estado directamente involucradas en el desarrollo de la herramienta. Representantes de Andalucía (España), Groningen-Drente (Holanda), Escocia (Reino Unido), Sur y Este de Irlanda (Irlanda) y Valonia (Bélgica) se desplazaron hasta Bruselas para presentar sus respectivas experiencias en esta iniciativa. Adicionalmente también participó en el proyecto la región de Kosice (Eslovaquia). Las fortalezas de cada una de estas regiones son muy diferentes, lo cual proporción una excelente oportunidad para el intercambio y diseminación de experiencias y resultados.

Todo el conocimiento adquirido con este proyecto será compartido con otras regiones europeas interesadas, proporcionando con ello asesoramiento práctico sobre cómo fortalecer la cooperación inter-sectorial entre industrias químicas y otras industrias y sectores, como por ejemplo la agricultura, la silvicultura, las industrias intensivas en energía o la gestión y reciclado de residuos.

Algunas de las recomendaciones realizadas por los representantes de las “regiones modelo” durante la conferencia resaltaron “centrarse en la proposición de valor particular”, “involucrar a la industria”, “incorporar a los stakeholders y ser inclusivo”, “incluir las cuestiones normativas” o “trabajar tanto a nivel regional como europeo y global”. El deseo de continuar la red y compartir experiencias fue compartido por todas ellas.

Lecciones regionales

Se reserve una sesión específica para regiones invitadas con el fin de dar respuesta a la pregunta de cómo implementar iniciativas similares por toda Europa, que estuvo moderada por el Instituto de Investigación en Química Industrial de la región de Lodzkie en Polonia. Las regiones participantes fueron las de Cataluña (España), Flandes Oriental (Bélgica), Ostrobotnia Central (Finlandia), Bretaña (Francia) y Emilia-Romaña (Italia). Todas ellas coincidieron en su deseo de aumentar la cooperación y el intercambio de información para aprender unas de otras.

Pensando en el futuro – Financiación pública y privada

La sesión final de la conferencia se centró en los programas, iniciativas e instrumentos de financiación de la Unión Europea, que pueden ser utilizados para invertir en química sostenible. La sesión estuvo moderada por Pierre Barthélemy, Director de Investigación e Innovación de Cefic, el cual recalcó que “la química sostenible se encuentra en las primeras posiciones de la agenda industrial”, citando como ejemplos los éxitos de los partearíamos público-privados SusChem y SPIRE.

Más allá de ESCSS

Una segunda fase del proyecto ESCSS se centrará en mejorar la recuperación y reutilización de efluentes industriales gaseosos, como CO, CO2, NOx, SO2 y H2 procedentes de sectores industriales intensivos en energía, tales como el acero o el cemento. Estos efluentes reutilizados se emplearán como materia prima no fósil en la producción de productos químicos sostenibles.

La noticia completa y las presentaciones se encuentran en: http://suschem.org/newsroom/six-model-regions-show-way-to-a-sustainable-eu-chemical-industry

La presentación de la herramienta está disponible directamente en el documento adjunto.