El centro tecnológico ha reunido a firmas como Aplast, el CAAR, HMY, Pikolin, Relax y Urbaser para aplicar los avances del proyecto a sendos procesos productivos.

PolynSPIRE involucra a 21 socios internacionales de sectores diversos como la construcción, la automoción o la industria textil con el fin de mejorar su eficiencia y competitividad.

 

La Fundación CIRCE ha acogido en Zaragoza al consorcio del proyecto europeo polynSPIRE (liderado por CIRCE) que busca ahorrar energía en los procesos de reciclado de plásticos. Durante la reunión, no solo se ha trabajado en los resultados que el proyecto está obteniendo, sino que se ha aprovechado la visita de los socios del proyecto a la capital aragonesa para explotar los resultados del mismo a nivel regional.

En este sentido, CIRCE ha reunido en Zaragoza a firmas punteras como Urbaser, Relax, Pikolin, Aplast, así como al Clúster Aragonés de Automoción (CAAR), entre otros, en un evento de “networking” con el objetivo de explorar las oportunidades que ofrecen las nuevas vías de reciclado de plástico en el tejido empresarial y conocer las demandas actuales y futuras de las compañías de la comunidad.

 

Los trabajos de polynSPIRE se están desarrollando en el marco del proyecto formado por 21 socios y financiado con 8 millones de euros por la Comisión Europea a través del programa Horizonte2020. polynSPIRE se fundamenta en el reciclado químico y mecánico para conseguir hasta un 34% de reducción del uso de recursos fósiles para las poliamidas (fibra sintética) y del 32% para el poliuretano (sustancia plástica) implicando la disminución de emisiones de CO2 de entre el 30 y el 40%.

Durante el evento, las empresas invitadas han mostrado su interés en la exploración de soluciones colaborativas para liderar desde Aragón la tecnología europea en el ámbito del tratamiento sostenible de materiales plásticos. Ambos (socios y empresas regionales) han explorado oportunidades de colaboración durante el evento, reflejando el potencial del proyecto polynSPIRE en tan solo sus primeros 7 meses de

vida.

Esta iniciativa es una experiencia pionera promovida por CIRCE, quien se posiciona como referente en la gestión de innovación europea. Los resultados del evento han sido de gran interés por el consorcio, las empresas invitadas y por la Comisión Europea en especial, y será considerada como buena práctica en futuras experiencias en proyectos que sean tanto liderados por CIRCE como en aquellos donde la Fundación tenga un rol fundamental en la explotación de resultados.