CIRCE coordina la celebración de un evento en Bruselas en el marco del proyecto europeo HARMONI durante los días 16 y 17 de enero.

 

En este evento se discuten opciones que permitan a las industrias intensivas integrar e implementar soluciones tecnológicas de forma más rápida y sencilla. Las barreras técnicas son ciertamente parte sustancial del desarrollo tecnológico. Sin embargo, existen otros retos no tecnológicos que dificultan la aplicación e integración de los avances técnicos alcanzados. Entre estos retos se encuentra la falta de una regulación adecuada a los desarrollos técnicos, la transposición de regulación europea a las condiciones nacionales no siempre alineadas o los distintos marcos jurídicos que tienen un impacto en las plantas de producción tanto a nivel de proceso como de producto. Todos estos elementos afectan a la transferencia de soluciones técnicas muy próximas al mercado. Por último, los estándares como una herramienta de intercambio de información, conocimiento y como facilitador de los desarrollos tecnológicas, no está suficientemente desarrollada ni es utilizada por todos los actores de las industrias intensivas.

El proyecto HARMONI busca precisamente soluciones que ayuden a crear un marco regulatorio adecuado así como a crear un mercado de inversión estable y transparente, que reduzca las incertidumbres y favorezca la inversión en I+D+i en industria intensiva.

Los resultados del proyecto están dirigidos principalmente a los estamentos públicos europeos, principalmente, la Comisión Europea, encargados de desarrollar y actualizar los textos legales de aplicación por las industrias. Por este motivo, la colaboración y el diálogo constante con dichos organismos es crítico. Todo ello concluirá en beneficio de ambos, tanto las industrias como los organismos reguladores.

Las reuniones que están teniendo lugar estos dos días, congregan a más de 150 personas, mayoritariamente empresas representados por sus investigadores y jefes de planta de sectores intensivos, como son: agua, ingeniería, acero, cemento, minerales, materiales no férreos, químico y cerámico. Además, una nutrida participación de representantes de la Comisión Europea del más alto nivel, tanto ponentes como participantes en las discusiones, refuerza el intercambio de opiniones entre el sector público y privado. El evento se divide en 6 áreas, las mismas que el proyecto HARMONI ha propuesto como las más urgentes a afrontar a nivel europeo. Estas son: la necesidad de armonizar las políticas relacionadas con procesos y productos en industria intensiva, el acceso a financiación pública que esté alineada con las necesidades de las industrias, Economía circular, reciclado de residuos, reciclado de plásticos y valorización de dioxido de carbono. Cada sesión incluye preguntas a los ponentes, grupos de trabajo y paneles de discusión. Todo ello, permite evaluar las posibles soluciones que las industrias necesitan, dando voz al mismo tiempo a los representantes de la Comisión Europea en un diálogo abierto y transparente. Las conclusiones, ejemplos prácticos y prioridades identificadas al final del evento servirán para dotar de contenido las recomendaciones del proyecto HARMONI.

Dicho proyecto comenzó a finales de agosto de 2017 y seguirá en ejecución hasta finales de octubre del presente 2019. Entre otras posibilidades, se considera la mejor forma de modificar la directiva marco de residuos, cómo facilitar el desarrollo de tecnologías de separación y tratamiento de plásticos complejos, las tecnologías de transformación de CO2 de cara a producir cadenas de carbono con alto valor añadido para muy diversas aplicaciones o la mejor forma de desarrollar el marco de estandarización en la coordinación de los grupos técnicos de CEN/CENELEC en el campo de economía circular.

Cabe resaltar por último, la presencia de la dirección general de investigación de la Comisión Europea como principal interesado en el proyecto HARMONI. El proyecto, en palabras de dicha dirección general, puede jugar un papel muy interesante en el futuro del programa de I+D Horizon Europe, aconsejando en su diseño en aspectos como la integración de buenas prácticas sobre regulación y estandarización. CIRCE, como coordinador del proyecto y responsable de este evento, afronta por primera vez, la organización de un evento técnico de tanta envergadura y con expertos de tan alto nivel en el marco de industrias intensivas a nivel europeo.