Noticia

El papel de la mujer en la ciencia desde la perspectiva de cinco investigadoras de CIRCE
Zaragoza 09/02/2018.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia varias investigadoras de CIRCE han compartido su experiencia profesional en el campo de la I+D+i Este domingo 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Ciencia, una iniciativa que pretende fomentar vocaciones científicas entre el colectivo femenino. Para ello se han promovido una gran variedad de actividades con el fin de poner en valor los proyectos que las científicas están llevando a cabo, acercando al resto de la sociedad su trabajo de una forma divulgativa.

CIRCE se ha sumado a esta iniciativa, reuniendo a cinco de sus investigadoras para que muestren cómo es el mundo de la investigación desde una perspectiva femenina, tratando temas como su evolución profesional o las barreras y oportunidades que han aparecido en su camino.

Gema Millán Ballesteros - Directora del Grupo de Eficiencia Energética
¿Qué pasos has seguido para llegar a ser Directora de Grupo en la Fundación CIRCE?
Tras finalizar la carrera de Ingeniería Industrial, estudié en primer lugar un postgrado relacionado con instalaciones en la edificación, compatibilizándolo con prácticas en empresa. Luego, tras llevar unos años en el mundo laboral, estudié un master de CIRCE sobre Edificación Sostenible, que ayudó a que me conocieran dentro de la organización, tanto en relación al trabajo que estaba realizando dentro del máster, como en la empresa en la que estaba entonces. Comencé a trabajar en CIRCE como investigador y jefe de proyecto en eficiencia energética, y tras unos cuantos años desempeñando este trabajo, confiaron en mi para coordinar a un equipo de personas, y hasta el momento.

¿Crees que ser mujer te permite aportar una visión distinta a la hora de resolver ciertos problemas en tus tareas de investigación?
Una visión distinta, seguro, pero ya no como mujer, sino como profesional, ya que lo bueno de trabajar con un equipo de personas tan diverso es que cada uno aporta su propia visión, y eso te ayuda a crecer como investigador. Dentro de Fundación CIRCE y dentro del grupo que dirijo, se hace un tipo de investigación en equipo, muy distinto a la percepción que se suele tener desde fuera, pensando que somos siempre “ratones de laboratorio”.

¿Has tenido que vencer algún obstáculo en tu carrera por el hecho de ser mujer?
Desde mi experiencia, todavía no, y espero que así siga siendo, ya que, aunque conozco algún caso en el sector, creo que en mi generación los obstáculos son cada vez menores, o al menos cada vez más fáciles de salvar.

Laura Giménez de Urtasun - Directora del Grupo de Estudios de Red y Smart Grids
¿Cómo surgió tu interés por la ciencia?
Como el de cualquier niño, yo tenía muchas preguntas sobre cómo funcionaban las cosas del mundo que nos rodea. Y tuve la grandísima suerte de que mi entorno respondía a mis preguntas permitiéndome experimentar y tomándolo como un juego en el que todos aprendíamos y nos divertíamos.

¿Qué es lo que más valoras (te gusta) de tu trabajo de investigación?
Creo que a veces soy demasiado utópica. Siempre me extraña que habiendo posibles soluciones, no se intente llevarlas a cabo. Esto se debe a que en la industria ( más aún en la eléctrica) cualquier avance tiene que estar muy demostrado, y ser muy rentable, para que llegue a implementarse. En la investigación tienes la posibilidad de afrontar problemas, proponer soluciones y estudiarlas, aportando a la industria soluciones eficientes, que poco a poco se vayan aplicando.

¿Crees que ser mujer te permite aportar una visión distinta a la hora de resolver ciertos problemas en tus tareas de investigación?
No especialmente, mujer u hombre, cada uno tenemos un estilo a la hora de trabajar, creo que en la investigación, lo importante es ser constante, afianzar conocimiento, y tener siempre inquietud por aprender cosas nuevas.

¿Has tenido que vencer algún obstáculo en tu carrera por el hecho de ser mujer?
Sí, creo que la decisión de ser madre hace que la gente piense que vas a dejar de ser profesional. Afortunadamente, he estado rodeada de un grupo de compañeros muy bueno, y de gente que creía que lo haría bien, y apostó por mí.  Y por supuesto, sigo esforzándome día a día para mantener el nivel de trabajo.

¿Qué consejo darías a las futuras generaciones de chicas que se quieran dedicar a la ciencia y la investigación?
Que disfruten de lo que hacen, que no pongan límites a su curiosidad, y que mantengan las metas a la vista.

María Pilar Andrés Bailón - Directora del Grupo de Capacitación y Certificación
¿Qué pasos has seguido para llegar a ser Directora de Grupo en la Fundación CIRCE?
Estudie Ingeniería Técnica Electrónica y mientras realizaba mi Proyecto Fin de Carrera lo compatibilicé con el estudio de un master título propio de la Universidad de Zaragoza en Ecoeficiencia y Mercados Energéticos. En mitad de curso, desde CIRCE se ofertó una beca de investigación en formación y tuve la suerte de poder acceder a ella. Una vez dentro de CIRCE, he sido becaria, jefe de proyectos y el actual puesto de Directora de Grupo de Capacitación.

¿Has tenido que vencer algún obstáculo en tu carrera por el hecho de ser mujer?
En mi caso no. Es cierto que hoy en día, todavía existe un porcentaje minoritario de mujeres en algunas carreras universitarias como por ejemplo ingenierías, y eso repercute en el mercado laboral. Por suerte, en Fundación CIRCE los trabajadores se valoran por la valía en su trabajo y su competencia, y no por su género y por tanto ninguna mujer tiene obstáculo para acceder a un puesto de responsabilidad dentro de la organización.

¿Qué consejo darías a las futuras generaciones de chicas que se quieran dedicar a la ciencia y la investigación?
El consejo, es que cada persona (hombre o mujer) se dedique a lo que más le guste y lo que le haga sentirse realizado profesionalmente, sea ciencia, investigación o cualquier otro trabajo. En este punto, lo que sería positivo es que se eliminaran los estigmas sociales de algunos estudios universitarios que se asocian más al género femenino o masculino..

Ana María López Sabirón - Directora del Grupo de Integración de Procesos
¿Crees que ser mujer te permite aportar una visión distinta a la hora de resolver ciertos problemas en tus tareas de investigación?
Realmente no. Cada persona aporta una visión distinta, no por ser hombre o mujer, sino porque es una persona diferente. Y de hecho creo que esa diversidad bien gestionada y catalizada a través del trabajo en equipo es el verdadero motor para que la ciencia y la tecnología avancen realmente.

¿Has tenido que vencer algún obstáculo en tu carrera por el hecho de ser mujer?
En general, mi experiencia en ese sentido ha sido bastante buena. No considero que por ser mujer haya tenido que vencer obstáculos adicionales en mis centros de trabajo respecto a los que se enfrenten los hombres. Si bien es cierto, que en ámbitos externos, como reuniones o conferencias, sí que he vivido anécdotas o situaciones donde por cuestiones de género (o edad) me han supuesto un esfuerzo adicional para tener la credibilidad profesional que merecía.

¿Qué pasos has seguido para llegar a ser Directora de Grupo en la Fundación CIRCE?
No creo que haya un camino concreto para llegar a este puesto. En mi caso, ha sido un paso más dentro de la evolución de mi carrera profesional. Tras mi doctorado, comencé trabajando en CIRCE como investigador y posteriormente como jefe de proyecto. Durante estas etapas tuve la oportunidad de ir creciendo profesionalmente, desarrollando líneas de investigación, proyectos públicos y privados y publicaciones científicas en mi área. La dirección de grupo ha sido un paso más, incorporando en mi carrera profesional la parte de gestión de personas y de la I+D.

¿Cómo surgió tu interés por la ciencia?
Supongo que el interés por la ciencia es consecuencia del interés o inquietud que siempre he tenido por querer saber más sobre el entorno que me rodea, cómo funcionan las cosas y  tratar de mejorarlo o crear nuevas opciones. Todo ello es lo que me ha llevado a decantarme por una carrera profesional basada en una visión científico-técnica muy aplicada y cercana a los sectores industriales y a la sociedad en general.

 Maria Gabriela Cañete - Directora del Grupo de Sistemas Electrónicos 
¿Cómo surgió tu interés por la ciencia?
Soy la menor de una familia 5 hermanos y desde pequeños siempre nos gustaba jugar construyendo cosas y aprendiendo. Por lo que desde pequeña he tenido la oportunidad de trabajar con herramientas construyendo y reparando cosas. Además, conté con unos padres que nunca hicieron distinción entre mis hermanos y yo, que me enseñaron que yo también era capaz de realizar cualquier cosa que me propusiera tal como lo hacían mis hermanos y sus amigos.

¿Qué pasos has seguido para llegar a ser Directora de Grupo en la Fundación CIRCE?
Empecé con una beca de investigación, con el pasar del tiempo gracias a trabajar mucho y cada día hacer las cosas o mejor posible fui evolucionando dentro de la organización primero como jefe de proyectos, ya luego coordinando uno de los dos grupos de electrónica de CIRCE, que luego se han integrado en uno solo que es el que actualmente coordino.

¿Qué es lo que más valoras (te gusta) de tu trabajo de investigación?
Es un trabajo dinámico, en el que todos los días se aprende algo nuevo, parar estar al día es necesario siempre estar abierto a la evolución de las cosas y sobre todo hay que creer en que todo es posible y buscar la manera de hacerlo posible.

 

Imágenes