A través del proyecto europeo European Sustainable Chemicals Support Service se pretende potenciar las capacidades regionales europeas para aprovechar gases industriales, residuos y biomasa como materias primas

Esta semana la ciudad de Sevilla acogió dos reuniones organizadas conjuntamente por CIRCE y la Junta de Andalucía para promover el desarrollo de estrategias, políticas e inversiones vinculadas con la química sostenible.

La reunión, que forma parte de las actividades del proyecto European Sustainable Chemicals Support Service, congregó a representantes de todas las diputaciones vinculadas con esta temática dentro de la administración andaluza. También contó con la participación de más de veinte empresas que presentaron sus iniciativas sobre utilización de biomasa como fuente de materia prima, para producir productos de valor añadido en la industria química. Además asistieron varios de los agentes vinculados con la innovación en la región andaluza, en calidad de interlocutores y de apoyo a la gestión y ejecución de proyectos que puedan dar pie al lanzamiento de nuevas iniciativas.

La reunión, presidida por CIRCE como coordinador del proyecto europeo, pretendía identificar e involucrar las cadenas de valor, sus aplicaciones y sus actores con mayor potencial de esta región. Uno de los principales objetivos fue el de identificar barreras, tanto tecnológicas como no tecnológicas, con el fin de proponer posibles soluciones que permitan atraer inversión privada en este sector, así como coordinar y explotar el enorme potencial que esta región tiene por sus enormes recursos biomásicos, y de conocimiento asociado a su uso y tratamiento.

El segundo día del encuentro tuvo como fin poner en común con la administración andaluza, acompañados por el representante del Reto Social 2 de Bioeconomía (Programa H2020) y de la iniciativa europea BioBased Industries, cuáles habían sido las conclusiones y puntos más destacados tratados con las empresas y asistentes al evento.

La información recogida junto con los puntos intercambiados con la Junta de Andalucía y con las empresas, se verán reflejados en un documento dentro del marco de dicho proyecto europeo. Este informe describirá las recomendaciones que CIRCE y los socios del proyecto proponen para ayudar a Andalucía a definir una estrategia de bioeconomía, así como planes concretos que permitan atraer inversión y fortalecer la colaboración industrial en la región. Todo ello redundará en una industria más sostenible y permitirá a Andalucía dar un paso adelante en avances de tecnología y desarrollo industrial en este campo, con un gran proyecto regional nacional e internacional a medio y largo plazo.